RESEÑA HISTÓRICA DE NUESTRO COLEGIO

La Congregación de las Madres Oblatas de los  Santísimos  Corazones Corazón de Jesús y de María nació en Cuenca un 8 de abril de 1892, fundadas por el Rvdo. Padre Julio María Matovelle, precursor de nuestra Institución, cuyo nombre y enseñanzas se conservan con vehemencia hasta la actualidad. Las cinco primeras religiosas fueron las hermanas Amalia y Virginia Urigüen, Josefa y Micaela Iñiguez y Rosaura Toro.

El objetivo principal con el que se fundó esta comunidad religiosa fue el de atender e instruir en educación, guiados por la idea de que la educación es poder. En el año de 1895, a tres años de haberse fundado a  la Congregación  de  Oblatas en Cuenca, el obispo de la época, Miguel León Garrido, entrega la capilla de San Marcos y los terrenos adyacentes al Rvdo Padre Julio María Matovelle, quien a su vez los dona a las religiosas Oblatas para que ellas adecenten el templo, oficien misas y demás actos de piedad para el barrio y construyan su casa conventual.

Conexión Cuenca-Pasaje Fue uno de los hechos histórico de mayor resonancia social educativa” en la post invasión peruana, desde febrero de 1946, teniendo como marco socio económico la transferencia de cultivo del cacao al banano, y la militarización a ultranza de este territorio.

En los días de la invasión peruana, el sacerdote Octavio Rocha se bajó del Púlpito y salió de la Iglesia a dar la bendición a las familias que salían huyendo en un éxodo interminable; cinco años después el mismo Sacerdote  buscó una conexión entre los padres de familia pasajeños y la Congregación azuaya pidiéndoles un Centro Educativo.

El padre Rocha párroco del cantón y Doña Carmen Gonzáles representando a los padres de familia, gestan en Cuenca una reunión con la Superiora General de esta Orden Religiosa la Reverenda Madre María Josefina Íñiguez, quien accedió y puso condiciones para fundar un Centro Educativo para niñas en nuestra ciudad costeña.

Las familias Jérvez, Cedillo, Pazmiño, Ordóñez. Mosquera, Vallejo, Abril, Mendoza, García, Carmona entre otras, del centro de la ciudad, se dirigieron al Arzobispo Hermida, pidiendo que se materialice este Centro Educacional para lo cual se comprometieron dotar de un local para la comunidad de monjas y los espacios pedagógicos para que se desarrollen las actividades docentes.

Si, porque desde febrero de 1946, al primero de junio de ese mismo año llegó la madre Elena Hermida a Pasaje junto a las monjas Muñoz, Toral y Escalante, mientras que el Comité Pro Educación de la niñez que lo Presidia Doña María Gálvez León junto a Darío Mena y Carmen González conseguían del gobierno 60 mil sucres para completar la compra del edificio fundacional de la congregación ubicado en la esquina de las calles Bolívar y Machala que albergó en el primer Año Lectivo (1946-1947) más de cien alumnas.

Por generaciones las Madres Oblatas, han formado mujeres y hombres de bien; por sus aulas han pasado miles de estudiantes, su contribución a la educación es loable y por ende merece ser reconocida. Desde el 1 de junio de 1946 a hoy 1 de junio del 2018 se celebran 72 años de fundación, pero más allá de ello se  recuerda ese arduo trabajo cooperativo comandada por esta majestuosos congregación de Madres Oblatas, y Madre Rebeca Ambrosi insignia de la institución, donde desde un inicio empieza como escuela para niñas, posteriormente en el año 2005 a una Unidad Educativa Particular, que hasta hoy con la bendición de Dios, ha entregado a la República de Ecuador nueve promociones de Neo-bachilleres, en Ciencias Generales donde la última promoción, tuvo lugar con la incorporación de los 21 Neo-bachilleres período lectivo 2017-2018, con nuestra Hna. Rectora Liza Clarimondy  Ibarra Pérez, Mgs.


Entradas recientes

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías